El rol de la Escuela Parvularia

La escuela parvularia tiene la misión de ayudar a cada alumno a crecer, a lograr su autonomía, a adquirir las actitudes y las competencias que les permitirán construir los aprendizajes fundamentales. Ella se apoya en la capacidad de imitación y de invención del niño y en el placer de la acción y del juego; ella multiplica las ocasiones de estimular el deseo de aprender, de diversificar sus experiencias y de enriquecer su comprensión. La escuela parvularia presta atención especial al ritmo de desarrollo y de crecimiento del alumno.

Los niños desarrollan, durante la escuela parvularia, sus capacidades fundamentales, perfeccionan el lenguaje y comienzan a descubrir el universo de la palabra escrita, el de los números y el de otros temas de aprendizaje. El objetivo principal de la escuela parvularia es permitir que los alumnos tengan una primera experiencia escolar exitosa.