¡Y comenzamos clases!

¡Las clases han comenzado! Un nuevo año de aprendizajes y de retos a enfretar. Pero, ¿qué podemos hacer como padres para apoyar de la mejor manera a nuestros hijos en este año escolar? La clave es nuestra presencia:  ayudándoles a que tengan desde el inicio buenos hábitos de sueño, alimentación e higiene, a que formen hábitos de estudio, a que sepan distribuir su tiempo de ocio e involucrándonos activamente en su vida dentro del colegio. Es por eso que  queremos compartir con ustedes 12 puntos que pueden ayudarles a que este año, sea un buen año escolar. ¡Bienvenidos a clases!

Beneficios de las vacaciones

Y ahora vienen las vacaciones…

Y ahora vienen las vacaciones…. ¿qué pueden hacer nuestros hijos durante ellas?

Lo primero es decir que vacaciones no es sinónimo de descontrol o de simplemente no hacer nada. Los horarios de sueño y comida deben ser respetados, así como otro tipo de hábitos diarios. Sin embargo, vacaciones sí significa, cambio de actividades. En la medida de lo posible, si el niño no lo requiere, evitar programas de recuperación y organizar actividades de recreación que estimulen las otras inteligencias,no solo aquellas del lenguaje y las matemáticas,sino la artística, la corporal, la naturalista,interpersonal, etc., pues de esa manera estamos dando una educación integral a nuestros hijos.

Para escoger en qué puede participar nuestro hijo(a), es conveniente conocer sus gustos, sus intereses. Talleres de pintura,escultura, dibujo, baile, música,canto, teatro, deporte(fútbol, béisbol, natación, basketball,atletismo)  etc, están a la disposición en esta época.

También se pueden organizar más actividades en familia como juegos de mesa (rompecabezas,damas,”no te enojes,monopoly,cartas), camping, senderismo, cocina, lectura ,manualidades, colecciones. Se pueden estimular juegos como aquellos que se jugaban en los recreos como peregrina, hule, salta cuerda, arranca cebolla. De esta manera los alejamos de estar muy pegados a las pantallas.

Podemos aprovechar a enseñarles a colaborar más en casa, dándoles algunas responsabilidades  en la limpieza, el orden, etc. También visitar familiares más a menudo como por ejemplo, a los abuelos.

Los más grandes, querrán salir con sus amigos. Se puede invitar a casa algunos de ellos. O pueden aprovechar a aprender nuevas habilidades en las áreas de informática,fotografía, otros idiomas o incluso, hacer una pasantía para afinar su orientación profesional e investigar más sobre carreras y universidades.

El repertorio de cosas por hacer es grande. Y sus hijos ¿qué harán?

Imagen relacionada

¿Cómo aprovechar mis vacaciones?

La licenciada en educación social Soraya López Sola, nos ha hecho una contribución sobre el tema que nos ocupa: “¿Qué hacer en vacaciones?”. El artículo va dirigido especialmente a los niños y adolescentes, para que ellos se comprometan con su tiempo libre y lo aprovechen lo mejor posible, como los protagonistas que son.

la licenciada López habla desde su experiencia como monitora en talleres sobre ocio y tiempo libre:

¿Cómo aprovechar mis vacaciones?

 

Inteligencias múltiples

inteligencias-multiples1

La semana pasada fue la semana de ciencias en el colegio, en la anterior tuvimos la actividad “la primavera de los poetas”, hemos tenido una presentación del coro y ya contamos con una orquesta. Además nuestros alumnos participan y compiten en diferentes actividades deportivas así como en concursos de matemáticas y de oratoria. En sus horarios de clase no pueden faltar las artes visuales y la educación a la ciudadanía.

Todas estas actividades reflejan el interés por desarrollar en los alumnos  todas sus inteligencias. Y se preguntarán ¿y es que existen varias inteligencias? Según Howard Gardner, profesor de la universidad de Harvard, sí.  Vamos a describir cada una de ellas:

Inteligencia lingüística: la capacidad para usar palabras de manera efectiva, sea en forma oral o de manera escrita. Esta inteligencia incluye la habilidad para manipular la sintaxis o significados del lenguaje o usos prácticos del lenguaje. Algunos usos incluyen la retórica (usar el lenguaje para convencer a otros de tomar un determinado curso de acción), la mnemotecnia (usar el lenguaje para recordar información), la explicación (usar el lenguaje para informar) y el metalenguaje (usar el lenguaje para hablar del lenguaje).

Inteligencia lógico matemática: la capacidad para usar los números de manera efectiva y razonar adecuadamente. Esta inteligencia incluye la sensibilidad a los esquemas y relaciones lógicas, las afirmaciones y las proposiciones (si-entonces, causa-efecto), las funciones y las abstracciones. Los tipos de procesos que se usan al servicio de esta inteligencia incluyen: la categorización, la clasificación, la inferencia, la generalización, el cálculo y la demostración de la hipótesis.

Inteligencia corporal-kinética: la capacidad para usar todo el cuerpo para expresar ideas y sentimientos (por ejemplo un actor, un mimo, un atleta, un bailarín) y la facilidad en el uso de las propias manos para producir o transformar cosas (por ejemplo un artesano, escultor, mecánico, cirujano). Esta inteligencia incluye habilidades físicas como la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad asó como las capacidades auto perceptivas, las táctiles y la percepción de medidas y volúmenes.

Inteligencia espacial: la habilidad para percibir de manera exacta el mundo visual- espacial (por ejemplo un cazador, explorador, guía) y de ejecutar transformaciones sobre esas percepciones (por ejemplo un decorador de interiores, arquitecto, artista, inventor). Esta inteligencia incluye la sensibilidad al color, la línea, la forma, el espacio y las relaciones que existen entre estos elementos. Incluye la capacidad de visualizar, de representar de manera gráfica ideas visuales o espaciales.

Inteligencia musical: la capacidad de percibir (por ejemplo un aficionado a la música), discriminar (por ejemplo, como un crítico musical), transformar (por ejemplo un compositor) y expresar (por ejemplo una persona que toca un instrumento) las formas musicales. Esta inteligencia incluye la sensibilidad al ritmo, el tono, la melodía, el timbre o el color tonal de una pieza musical.

Inteligencia interpersonal: la capacidad de percibir y establecer distinciones en los estados de ánimo, las intenciones, las motivaciones, y los sentimientos de otras personas. Esto puede incluir la sensibilidad a las expresiones faciales, la voz y los gestos, la capacidad para discriminar entre diferentes clases de señales interpersonales y la habilidad para responder de manera efectiva a estas señales en la práctica ( por ejemplo influenciar a un grupo de personas a seguir una cierta línea de acción).

Inteligencia intrapersonal: el conocimiento de sí mismo y la habilidad para adaptar las propias maneras de actuar a partir de ese conocimiento. Esta inteligencia incluye tener una imagen precisa de uno mismo (los propios poderes y limitaciones), tener conciencia de los estados de ánimo interiores, las intenciones, las motivaciones

Inteligencia naturalista: La inteligencia naturalista se relaciona con la habilidad para identificar y comprender  las formas naturales a nuestro alrededor: pájaros, flores, árboles, animales y otros tipo de fauna y flora. También incluye la sensibilidad hacia otras formaciones naturales, como las nubes y las características geológicas de la tierra.